¡¡Quiero dormir!!

22 mayo 2015

Son muchas las personas que se levantan cansadas, con sueño y no pueden con la vida durante su jornada. El responsable de estos problemas tiene nombre y se llama INSOMNIO.

Afecta a mujeres y hombres de prácticamente todas las edades y aunque puede tener un origen médico, a veces siguiendo unos consejos saludables se le puede hacer frente.

La ALIMENTACIÓN es el primero de los pilares básicos si quieres dormir bien; las cenas deben ser en un horario temprano y nada pesadas, ya que cenas opíparas, cargadas de grasas, pueden conllevar de por sí a una mala noche.

Existen alimentos, que por su composición, pueden ayudarte a conciliar el sueño; estos tienen triptófano (precursor de la serotonina, la hormona de la felicidad) y producen relajación y bienestar, entre ellos pueden destacar:

  • Las carnes magras (pollo, pavo, conejo) y los huevos.
  • El pescado azul por su contenido en omega 3.
  • Los productos lácteos (leche, yogures, quesos).
  • Las legumbres (guisantes, garbanzos, lentejas…).
  • Los frutos secos (nueces, almendras,..).
  • Los cereales, en especial la Avena.
  • El chocolate puro.
  • Los plátanos, la piña, el aguacate.
  • La lechuga, posee propiedades relajantes.

 

Estos alimentos tomados durante el día ayudan a generar niveles suficientes de serotonina para encontrarnos vitales y poder dormir mejor. Una cena compuesta de, una ensalada que lleve aguacate, frutos secos y trocitos de queso fresco, junto con una porción de salmón a la plancha o tortilla o pechuga a la plancha y para postre un plátano o trocito de piña, sería lo ideal para ayudar al organismo a conseguir nuestro objetivo.

Si además antes  de irte a la cama tomas un vaso de leche templada, entonces, la cena perfecta!!

La RELAJACIÓN, es el segundo pilar imprescindible para dejar de contar ovejitas. Tenemos que intentar estar lo más relajados y tranquilos durante el día para que por la noche no nos devoren los nervios.

  • El mindfulness, la meditación o diversas técnicas de relajación pueden ser la clave; prueba a practicarlo durante el día o justo antes de irte a dormir y verás lo que sucede.
  • El ejercicio puede ayudarte, estás más cansado y además reduces tu estrés.
  • Intenta no estar con el ordenador, móvil, tablet…hasta casi irte a la cama, te desvelarás. Apaga la tecnología y disfruta de la compañía de los tuyos.

 

La FITOTERAPIA también puede ser una gran aliada en esta batalla: la tila, la melisa, la pasiflora, la valeriana son hierbas sedantes que en infusión antes de irte a la cama son una ayuda.